• sábado, 21 abril, 2018

¿Se conserva el Conservatorio?

Manu Millera
mayo13/ 2016

Foto: Ione Arzoz

Sus paredes todavía huelen a corcheas y sus suelos recuerdan las huellas del mejor piano ruso y del arpa que tocó Nicanor Zabaleta. Cientos de alumnos pasaron por sus aulas. El edificio del antiguo Conservatorio de Pamplona “Pablo Sarasate”, ubicado en la calle Aoiz 9, se encuentra sin uso desde hace 6 años, pero los 867 metros cuadrados de la planta baja, sótano y semisótano aún se conservan relativamente bien.

Ante estas circunstancias y la inacción del equipo municipal, el British School of Navarra ya ha mostrado su interés (primero verbalmente y luego por escrito) y ha solicitado un uso temporal del espacio para su proyecto educativo. Vista la insistencia, el pasado doce de abril el Ayuntamiento decidió en Junta de Gobierno Local sacar el local a subasta un alquiler temporal del edificio. A la subasta podrá presentarse cualquier entidad interesada, pero es fácil suponer que sólo existirá una oferta. Las oferta es una bicoca: 37.112€/año al año para 22 meses de usufructo (del uno de septiembre de 2016 hasta el 30 de junio de 2018).

El plazo para la presentación de las ofertas se fijará en el anuncio de licitación, debiendo ser, como mínimo, de 18 días naturales desde el siguiente a la publicación en el Portal de Contrataciones. El texto del expediente recoge que las obras o mejoras serán a cargo de los arrendatarios, trabajos que no podrán alterar la distribución ni la estructura actual sin permiso municipal. Estas mejoras sí incluirán las labores de separación del resto del espacio de la planta baja y el acondicionamiento del acceso. Las tarifas del British School of Navarra oscilan entre los 420 y los 739€ mensuales.

Resulta difícil de creer que esta institución vaya a hacer la preceptiva inversión para adecuar el edificio al uso docente (cumpliendo con la normativa de barreras arquitectónicas por ejemplo) para luego abandonarlo a los dos años. El riesgo evidente, como en tantas ocasiones anteriores, es que el uso devenga en derecho.

La cuestión de fondo es, ¿debe cederse un edificio de uso público para un uso privado, careciendo el Segundo Ensanche de Escuela Infantil, Biblioteca o Centro Cívico? Creemos que no. Es mejor mantener el uso público (o semipúblico, con el Orfeón Pamplonés o la Orquesta de Navarra) aunque sea necesario realizar una inversión. Queremos que siga sonando la música pública.

Compartir:
Manu Millera
A %d blogueros les gusta esto: