• Lunes, 26 Junio, 2017

El cartel machista de El Corte Inglés de Pamplona para los Sanfermines

Fernando Alonso
Fernando Alonso
Julio04/ 2016

El Corte Inglés de Pamplona ha colocado un cartel publicitario de 1.000 m² y 500 kilos en una de sus fachadas. Dicen que es el mayor de todos los que se han instalado este año en sus edificios del Estado español. Como es lógico, las imágenes son escenas típicas sanfermineras elegidas, seguramente, con la intención de llegar a los corazones pamplonicas.

Quiero denunciar que todo lo que tiene de grande ese cartel lo tiene también de discriminatorio, porque las figuras elegidas para el descomunal anuncio representan únicamente a la mitad de la sociedad: sólo aparecen hombres, no hay ni una sola mujer. ¿Saben las personas encargadas de diseñar la publicidad de esa empresa que en Sanfermines participan y disfrutan de las fiestas mujeres y hombres? ¿Saben que al excluir a uno de los dos sexos se está colaborando con el sexismo y con el machismo?

Quizás tengan la cabeza amueblada con la caduca y delictiva idea de que este mundo está hecho por y para los hombres… y de que las mujeres son ciudadanas de segunda al servicio de los varones.

La campaña contra las agresiones sexistas de este año ha incorporado el simbolismo de los semáforos para dejar claro qué actitudes o hechos van en contra de la mujer y cuáles no. Propongo una gran señal roja para el cartel de El Corte Inglés: la atmósfera que generan este tipo de marcos simbólicos es la que necesitan agresores y maltratadores de mujeres para camuflar y normalizar sus actos.

Es posible que me llamen exagerado y es posible, también, que la ausencia femenina del anuncio haya pasado desapercibida para muchas personas… pero es el androcentrismo, también aquí, el que planea sobre nuestras cabezas junto con el sexismo y el machismo. Todo ello hace parecer normal cosas que no lo son, como es omitir a la mujer y marginar a la mitad de la ciudadanía.

No podemos compartir que esta empresa elimine a la mujer del día a día de las fiestas, no podemos dejar que salude solamente a los hombres que nos visiten (bienvenidos, nada de bienvenidas) porque aunque la RAE nos diga que el uso del genérico engloba a ambos sexos, la realidad es que invisibiliza a la mujer. Suprimir el femenino es colaborar con la desigualdad que padecen las mujeres.

La letra pequeña de esa imagen en forma de gran luz roja que propongo vendría a ser: “Yo no compro en ese negocio mientras hagan carteles discriminatorios”. Para conseguir la igualdad de derechos y oportunidades para ambos sexos tenemos que colaborar todas y todos. Tenemos que dejar de mirar a otro lado frente a hechos como este, que refuerzan el sistema injusto que discrimina a la mujer por el mero hecho de haber nacido mujer.

Por unos Sanfermines igualitarios y sin violencia.

Compartir:
Fernando Alonso
Fernando Alonso
A %d blogueros les gusta esto: