• sábado, 21 abril, 2018

Quince cabos sueltos en el recuento de electoral del 26 de junio

Manu Millera
julio05/ 2016

El 26 de junio de 2016 era un día señalado por buena parte de la ciudadanía para mejorar los resultados en las urnas. El momento de ver colmadas parte de nuestras expectativas por medio de un cambio también desde arriba, después de multitud de derrotas electorales. Y sin embargo, a pesar de la confluencia de Unidos Podemos, el resultado ha sido peor que en diciembre. ¿Qué ha podido pasar?

Dejando a un lado los errores propios, que ya están siendo tratados exhaustivamente en otros foros, queremos analizar aquí algunos aspectos exclusivamente referidos al recuento que pueden resultar extraños:

1) De los casi 2 millones de votos del extranjero sólo se han recibido menos de un 10% a pesar de haber sido pedidos con el tiempo suficiente. Hay una constatación múltiple de que el órgano correspondiente no ha hecho lo necesario para que estos votos se ejercieran. Sólo por ello, puede decirse que ha habido un fraude electoral, pero hay más…

2) Todas las encuestas, tanto las previas, como las realizadas al pie de urna daban un aumento a U-P de entre 15 y 25 escaños, respecto a los 71 recibidos el 20D.

3) Las papeletas enviadas por correo no tienen ninguna vigilancia especial, ni siquiera normal, excepto el celo que pueda poner el/la funcionari@ de Correos, mientras están en sus oficinas. El resto del trayecto pueden ser manipuladas.

4) Las papeletas una vez contadas y enviadas, son destruídas al día siguiente, el lunes 27 de Junio. En cualquier proceso judicial justo las garantías incluyen guardar las pruebas un tiempo prudente. Aquí se hace lo  contrario: se destruyen las papeletas inmediatamente.

5) El dato que resulta más convincente, es la imposibilidad de encontrar en ninguna página oficial o extraoficial, el resultado desglosado por mesas electorales. Se dan los resultado globales por barrios, o por ciudades, pero no por mesas, con lo cual es imposible realizar ninguna comprobación.

6) La página iniciativadebate.org, una de las más reconocidas por su imparcialidad, dice que es inexplicable lo que ha ocurrido. Hay una carta abierta de un ciudadano valiente, Cristian Álvarez, que muestra varias maneras de tergiversar el voto.

7) El recuento no lo realiza la administración, sino una empresa privada, que cobra por ello 9 millones de euros. Por sumar unas cifras que ya le da la ciudadanía. ¿Por qué no hace el recuento un organismo público?

8) La empresa adjudicataria del contrato es Indra, relacionada con la trama Púnica del PP. Para obtenerlo realizó una bajada del 40 % sobre el precio de salida, cuando la normativa de contratos establece que las empresas que concursan haciendo ofertas a la baja temerarias deben quedar excluidas. Indra es propiedad de Fernando Abril-Martorell, hijo del ministro de Economía del Gobierno de Adolfo Suarez. Este señor está en los consejos de Administración de Telefónica y de Prisa, que se han mostrado reiteradamente hostiles a U-P.

9) El voto por correo se contabiliza en cada una de las mesas electorales que le corresponde, una vez que llegan las 20 horas del día de la votación y se incluyen en el acta. Este es el punto clave de la posible mentira. Expongo el descuadre: según el Ministerio del Interior una vez escrutado el 100% facilita el total de votantes, 24.161.083 (aquí debe contener los votos nulos, en blanco y los remitidos por correo) un 69,84% y la Abstención, 10.435.955 un 30,16%. Si queremos averiguar de qué censo se parte, es decir, cual es el 100% de ese 69,84% nos da que son 34.594.906. El Instituto Nacional de Estadística nos dice que los electores del 26-J son 36.518.100, si hacemos una simple resta nos da 1.923.194 personas que faltan, o también cabe una posibilidad: que casi dos millones de los electores del 20-D hayan muerto en seis meses ¿Alguna epidemia? En el 20-D se abstuvieron 9.280.639 y en 26-J fueron 10.435.955, la diferencia son 1.155.316, una cifra que coincide casi por completo con los votos que ha perdido U-P… ¿casualidad?… Según el experto informático Clinton Eugene Curtis, la mejor manera de perjudicar a un partido “peligroso” es introducir un código que transmita la orden de que un determinado número de votos de dicho partido vayan a la abstención.

10) No es la primera vez que Indra es sancionada por fraudes y/o errores electorales: en 2010 por faltas graves en el voto electrónico en Cataluña; en 2010 en Argentina, captando sobornos del ministro de transportes Ricardo Jaime; en 2012, acusada de complicidad con el gobierno angoleño de José Eduardo dos Santos para ganar las elecciones tras una cuestionada licitación; en 2013, de nuevo en Argentina, cobró 33 millones de dólares extra por una cuestionable ampliación en decisión administrativa; en 2014 estuvo involucrada en varios escándalos en España; en 2015, en Sevilla, por fallo informático en el recuento de votos, en 2016 recibió una demanda por perjuicios en Ecuador por valor de 32 millones de dólares…

11) ¿Quienes son los accionistas de Indra? El primer accionista es el Estado español a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que ostenta el 20,14% de las acciones, la Corporación Financiera Alba ostenta el 11,32%, la sociedad norteamericana Fidelity Management Research ostenta el 10,14% y Telefónica el 3,16% el resto son pequeños accionistas. La historia se repite para la Corporación Financiera Alba, propiedad de la familia March, que tiene el honor de ser la principal financiadora del golpe de estado del general Franco contra la Segunda República.

12) Finalmente, el organizador de todo el entramado es el ministerio del Interior, Jorge Fernández Díaz, miembro del Opus Dei, hijo de un conocido militar franquista que , en su época, impuso el terror en Barcelona. En la Ciudad Condal, el ministro es conocido, igual que sus hermanos, como uno de los  “hijos del represor”. Ha operado, desde las cloaca, contra el independentismo catalán organizando tramas para acusar de todo tipo de delitos a su dirigentes… y ahí sigue, en su puesto.

Demasiados cabos sueltos.

Compartir:
Manu Millera
A %d blogueros les gusta esto: